25 de mayo de 2014

Crean nuevo material autorreparable

New York, EU.- Jeannette García, química del laboratorio de de investigación de IBM, normalmente trabaja mezclando componentes químicos que faciliten el reciclaje de productos plásticos. Pero en su más reciente experimento, la investigadora -posiblemente- olvidó un paso de este proceso y accidentalmente encontró un vaso lleno de un misterioso polímero duro y blanco en punto de congelación.

García intentó moler el material, pero no obtuvo resultados, hasta ese momento favorables. Al realizar un escaneo de la sustancia, el error de laboratorio se convirtió en un gran descubrimiento. Se trataba de una nueva familia de materiales extraordinariamente fuertes y ligeros, y más increíble aún, con propiedades “autorreparables” que pueden ser usados para producir productos fácilmente reciclables.

Los materiales (dos nuevos tipos de polímeros sintéticos) tienen posibilidades infinitas, pues por su capacidad de reciclaje, podrían ser usados en el transporte, implementarse en productos de consumo diario, en la industria aeroespacial o como embalaje para componentes electrónicos.



Estos fascinantes resultados fueron publicados en la revista Science por el equipo de investigación del Laboratorio de Investigación Almaden de IBM en San José, California

Hoy en día, los nuevos materiales poliméricos han sufrido muchas variantes sintéticas a través de enlaces químicos simples; estos mismos compuestos son omnipresentes en la vida moderna, desde pinturas hasta prendas de vestir, pasando por lentes de contacto y baterías.

Los científicos de IBM dicen que esta es la primera, diferente y una totalmente nueva familia de polímeros, algo que no se había descubierto en varias décadas de investigación. Agregaron que aún no han nombrado a la nueva familia, y por el momento, ellos la llaman con el código “Titan” o “Hydro”.

Los materiales aún no están listos para su uso comercial, los especialistas se encuentran trabajando con varias universidades para desarrollar este compuesto.

Estos polímeros son conocidos como materiales termoestables porque se forman mediante un proceso de calentamiento. Su fuerza proviene de su red tridimensional de enlaces químicos. Los compuestos tienen la rigidez de los huesos, uno de los materiales biológicos más fuertes, que además se puede hacer hasta en un 50 % más fuerte si se mezclan con materiales como los nanotubos de carbono.

IBM ha invertido mucho en nuevas tecnologías de química computacional para nuevos superordenadores. Los investigadores sueñan con un día usar este material para construir un nuevo modelo de computadora.

“Existe la creencia que las principales clases de materiales han sido todos descubiertos, nada más equivocado”, afirmó Bob Allen, gerente del área de Química y Materiales Avanzados de IBM.

“El hallazgo de IBM evoca al descubrimiento del teflón”, dijo Timothy E. Long, profesor de química en la Universidad Virginia Tech.

En la búsqueda de refrigerantes alternativos, Roy Plunkett, químico de DuPont, creo accidentalmente un polimerizado tetrafluoretileno, uno de los materiales más resbaladizos del mundo, que después fue bautizado como teflón.

Long apuntó que estos nuevos materiales representan un avance significativo en los esfuerzos para que los bienes de consumo sean más reciclables, particularmente en la industria de la electrónica, que se han convertido en un problema importante de residuos.

“Los termoestables están diseñados para ser excepcionalmente seguros, en términos de temperatura y propiedades mecánicas”, finalizó Long.

Fuente: http://www.vanguardia.com.mx/

0 comentarios:

Publicar un comentario